lunes, 14 de diciembre de 2009

IMPACTO DESASTROSO DEL CAMBIO CLIMÁTICO EN LA SALUD

Los expertos lo advierten: el cambio climático tendrá consecuencias dramáticas en nuestra salud, especialmente debido al aumento de las temperaturas, las cuales fomentarán el desarrollo de enfermedades. Las víctimas de nuestra contaminación serán en mayor parte los países en desarrollo.

-

V.J- 14/12/2009
Inundaciones, sequías, calentamiento global, reducción de los casquetes polares, etc. El cambio climático aumentará a los “grandes asesinos” de la humanidad, a saber la malaria, la malnutrición y la diarrea, ya que sus riesgos están directamente relacionados con la pureza del aire, el agua, los alimentos y la interacción entre los humanos. Según la directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, “Ya se han identificado con un elevado nivel de certeza numerosas consecuencias para la salud del cambio climático”. Los expertos hablan así de un aumento de las patologías respiratorias y cardiovasculares, nacimientos prematuros, obesidad, etc.
-
En los países desarrollados como en los países en desarrollo, las consecuencias serán desastrosas, aunque el impacto será mayor en los países más pobres del planeta que no son los principales contaminadores. Estos efectos serán más importantes “donde el grado de desarrollo, pobreza, educación e infraestructuras de salud públicas es más bajo”. Así, en los años 1990, 600.000 personas murieron por catástrofes naturales, el 95 % de ellas en países en desarrollo. Como siempre, las personas más afectadas serán las más vulnerables y marginales. “Los sistemas de salud de muchos países pobres están desbordados, puede ser que con las consecuencias del cambio climático lleguen al colapso”, advierte la OMS.
-
Los expertos llaman ahora la atención sobre los efectos que el deterioro progresivo del planeta puede tener en la salud. Ya han realizado diferentes estudios que muestran que las consecuencias pueden ser críticas. Además, permiten demostrar que un esfuerzo al nivel climático podría mejorar las condiciones de vida y reducir los riesgos de caer enfermo, especialmente en el marco del transporte, de la agricultura y de la ganadería. Así, a título de ejemplo, sustituir los medios de transporte motorizados por los paseos o la bicicleta reduciría entre un 10 % y un 18 % las enfermedades cerebrovasculares. La agricultura también es una fuente importante de contaminación, ya que aporta un 10 % de los gases de efecto invernadero.
-
No obstante, los problemas son más directos en lo que concierne a muertes por olas de calor, puesto que 1,8 millones de personas mueren cada año por la mala calidad del aire. El aumento de las temperaturas también favorece el número de personas afectadas por la malaria, ya que los mosquitos ahora transmiten el virus en zonas que antes eran hostiles para ellos.
-
Por todo eso, la Cumbre de Copenhague representa una importante oportunidad para mejorar las condiciones sanitarias de los habitantes del planeta. Ahora, son los dirigentes los que tienen nuestro futuro entre sus manos. Hagan lo que hagan, lo que es seguro, es que las estrategias establecidas durante la Cumbre tendrán efectos directos sobre nuestra salud y que la reducción de los efectos del cambio climático salvaría millones de vidas.
-

Fuentes:
*
Los vídeos abajo consisten en una presentación de la problemática y en una entrevista con una experta:
-


video

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario